lundi 3 octobre 2016

Las Últimas Palabras De Syd Barrett En El Hotel Chelsea








Alguien llamó a este sitio el hogar de los villanos.
Yo nunca estuve aquí.
Yo no estoy aquí.
Y sin embargo os veo bailar entre la luz,
os veo alejaros entre sus fotones que se desdoblan como putas ebrias de fuego.
Nadie me invitó a esta fiesta.
Un coche fúnebre me espera en la entrada.
Cuando canto en realidad quiero callar.
He visto a Venus caer sobre Marte,
otra noche vi abejas radiactivas organizando asaltos de flores.
El amor es la última de las religiones.
Las auroras boreales son danzas de ángeles drogados.
He visto cosas horripilantes que no eran reales,
y he visto cosas horripilantes que eran reales,
ambas me produjeron el mismo dolor.
La música, cuando las voces suaves mueren, vibra en la memoria, Percy Bysshe Shelley lo dijo.
Jack Kerouac escribió aquí, On the Road.
Todas las carreteras son la misma polvorienta carretera.
Arthur C. Clarke escribió aquí, 2001: Una odisea en el espacio.
He pasado noches enteras dentro del vientre eléctrico de HAL 9000.
Otra noche bailé desnudo en un cementerio de Sylvester Pleak.
Sylvester Pleak aún no existe en este mundo.
Nadie me invitó a la vida.
Era un apacible cementerio lleno de jóvenes cadáveres azules,
desgarrados todos por un grito interior.
I can make you smile.
Janis Joplin se la mamó aquí a Leonard Cohen.
La Joplin se la mamaba a todos,
porque Janis era una puta adorable.
Los ojos errantes coleccionan los mejores adioses.
When I live, I die.
El hamster que mordió al hijo de Anne Beverley era la Serpiente.
Dicen que en Omán se admiran turbadoras lolitas desnudas bajo oscuros niqabs.
En un bar de Soi Cowboy yo mismo vi sodomizarse a la familia Borgia a petición popular.
Where are we going, Walt Whitman?, Allen Ginsberg lo dijo.
Dylan Thomas escribió aquí su mejor poema.
Una noche ella dijo que nada valioso puede ser poseído.
También dijo que la anarquía siempre existe en la mente.
No recuerdo quién era ella, sólo recuerdo la melodía de su coño sucio.
Con diez años los labios rojos de Louise Brooks ya seducían abogados y jardineros.
Rats, rats lay down flat!
Joey Ramone nunca estuvo en verdad aquí.
En la 614 Arthur Miller logró asesinar el recuerdo de una de esas bestias rubias que acechan a todo hombre.
La única ceremonia real es la ceremonia de la muerte.
Vi a un sólo hombre estrechar las nubes.
Dicen que Rimbaud vive en las calles de Benarés repartiendo bendiciones malditas.
My book is closed, I read no more.
Un día seremos viejos y grises y estaremos llenos de sueño, Yeats lo dijo.
I heard you singing in the midnight air.
En el hall hay un cartel que ruega silencio.
Las mejores noches son aquellas donde brilla el sol.
Él dio a la Miseria todo lo que él tenía, una lágrima, Thomas Gray lo dijo.
Hay un callejón en Rodeo Drive con una pitonisa que siempre acierta tu destino.
Mi destino es no tener destino.
Yo ya no estoy aquí.
He ate the elephant.

La droga soy yo.





Guerau K. Blissett
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.